Menu
Tu Carrito

Dolgi Plus Piernas Pes.Gel Frio 125Ml.Amarillo - Ynsadiet

Dolgi Plus Piernas Pes.Gel Frio 125Ml.Amarillo - Ynsadiet
-20 % Agotado
Dolgi Plus Piernas Pes.Gel Frio 125Ml.Amarillo - Ynsadiet
ENVIO GRATIS
desde 60€
Descuento -3% extra
en tu próxima compra
9,39 €
11,74 €
Sin impuestos: 9,39 €

YNSADIET | DOLGI PLUS PIERNAS PES.gel frio 125ml.amarillo


Indicación:

Indicado para personas que permanezcan mucho tiempo de pie o sentadas. No testado en animales.

Precauciones:

No recomendado para niños. No aplicar sobre heridas ni mucosas.

Composición:

Alcohol, Ruco, Mentol, Castaño de indias. INCI: Menthol, phenoxyethanol, carbomer, propylene glycol, triethanolamine, parfum, ethylhexylglycerin, benzyl benzoate, ruscus aculeatus root extract, aesculus hippocastanum seed extract, sodium benzoate, potassium sorbate, tetrasodium edta, C.I 19140, C.I 14720, d-limonene, alpha-isomethyl ionone, eugenol, linalool, hydroxycitronellal, isoeugenol, coumarin, benzyl alcohol.

Posología:

Aplicar dando un suave masaje desde el tobillo a la rodilla en sentido ascendente. Aplicar preferiblemente después de la ducha o antes de acostarse.



Código Barras
Código Barras 08412016850203
CANTIDAD
CANTIDAD 125 ML.
Comprar Cremas para Piernas
Comprar Cremas para Piernas Piernas cansadas Definición La sangre, cargada de oxígeno y nutrientes, llega a las piernas impulsada por el corazón a través de las arterias, y después de haber oxigenado y nutrido tejidos, regresa a dicho órgano y pulmones por medio de las venas; cuando alguno de estos mecanismos falla se presenta dificultad en el retorno del vital líquido, por lo que tiende a estancarse en las extremidades inferiores. Este trastorno se conoce como piernas cansadas o insuficiencia venosa, mismo que puede generar aumento de presión que derive en várices (dilatación de las venas que están debajo de la piel). Causas Antecedentes familiares de problemas circulatorios. No practicar ejercicio. Permanecer de pie mucho tiempo. Exceso de peso. Embarazo. Clima caluroso. Medicamentos a base de hormonas femeninas (estrógenos). Hipertensión arterial (aumento de la presión sanguínea a través de las arterias). Diabetes mellitus (incremento de los niveles de azúcar en sangre). Tabaquismo. Síntomas Inflamación en piernas, tobillos y pies. Dolor y calambres. Sensación de pesadez y adormecimiento. En casos más avanzados, la piel de las extremidades inferiores se torna color violeta y pueden aparecer heridas susceptibles a infectarse, conocidas también como úlceras. Diagnóstico La exploración física y observación de los síntomas suele ser suficiente para establecer el diagnóstico, lo cual se apoya con la historia clínica del paciente. En algunos casos se solicitan estudios complementarios, como ultrasonido Doppler, método que utiliza ondas de sonido para examinar visual y auditivamente el flujo de la sangre en venas y arterias. El procedimiento consiste en aplicar gel soluble en agua sobre las extremidades, posteriormente, se pasa el transductor (dispositivo manual que dirige las ondas de sonido a la arteria o vena que se está examinando), y en un monitor se reflejan imágenes de los vasos sanguíneos. Además, se registran sonidos que le aportan mayor información al médico especialista en el sistema circulatorio (angiólogo). También llega a ser útil la flebografía, estudio que utiliza radiografías para evaluar el estado de las venas de las extremidades. Prevención Practicar ejercicio, por ejemplo, caminata, natación, ciclismo o jogging. Mantener peso corporal lo más cercano al ideal. Evitar exposición a fuentes de calor, en la medida de lo posible. Refrescar las piernas con baños de agua fría. Elevar las extremidades todos los días durante 15 minutos. No usar ropa demasiado ajustada. Utilizar calzado con tacón de 3 a 4 cm como máximo. No fumar. Usar medias elásticas de compresión graduada (contribuyen al retorno de la sangre acumulada en las piernas hacia corazón y pulmones). Recurrir a medicamentos o complementos alimenticios de libre acceso que contengan castaña de Indias, ya que disminuye la inflamación en venas y mejora la circulación. Mantener bajo control médico enfermedades como hipertensión arterial y diabetes. Administrar medicamentos hormonales sólo bajo vigilancia médica. Tratamiento Actualmente no existe un tratamiento definitivo que permita recuperar totalmente el daño producido en el sistema venoso; no obstante, se dispone de diversos medicamentos que mejoran la circulación sanguínea y mejoran los síntomas típicos de piernas cansadas, por ejemplo, aquellos que contienen castaña de Indias. Usar medias elásticas de compresión graduada. Elevar diariamente las extremidades durante 15 minutos. Practicar ejercicio.

Escribir un comentario

Nota: ¡No insertar HTML!
Malo Bueno